6 pasos para manifestar

Los pasos para la manifestación pueden ser una tarea simple pero compleja. Existen numerosas variaciones en el proceso de manifestación y de manifestación, pero hay 6 principios que pueden ser aplicados universalmente. Con la ayuda de los ángeles podemos amplificar enormemente el poder de nuestras intenciones. Una parte vital de la energía angélica es la «aceptación amorosa». Debido a que los ángeles existen en un nivel superior de energía y pensamiento, son capaces de ayudarnos a enviar nuestras peticiones, metas y deseos en la dimensión donde el pensamiento es creación.

PASO 1:
El primer paso para una manifestación exitosa es nuestra «intención».

Todos hacemos una elección consciente para tener lo que queremos. Si no estás seguro de lo que realmente quieres, tómate un momento para imaginarte a ti mismo teniéndolo o lográndolo ya. ¿Cómo te hace sentir? Si no puedes imaginar o sentir cómo es, entonces tal vez no estás listo para ello, o no lo quieres tanto después de todo. Tal vez incluso pienses que no puedes tenerlo o que no lo mereces por alguna razón.

A veces renunciamos a querer algo cuando creemos que no podemos tenerlo. Aunque en realidad no dejamos de desearlo, sólo nos negamos a nosotros mismos el deseo. Esto se basa en el miedo a la decepción, y el miedo a la decepción mina nuestras intenciones. Tenemos miedo de no conseguir (o lograr) lo que queremos, así que dejamos de querer, y nos negamos la oportunidad de incluso intentarlo. Sentirse «indigno» puede crear este miedo.

Debes realmente, verdaderamente desear lo que estás afirmando con todo tu cuerpo y alma, mente y espíritu. Nuestra «intención» es el primer paso para una manifestación exitosa. No seas poco entusiasta al respecto. Tu cuerpo y tu alma no resonarán completamente con tus afirmaciones ya que no reflejan verdaderamente quién eres y el camino de tu vida.

PASO 2:
El segundo paso para alcanzar tu meta o logro es el compromiso de tenerlo. Esto implica estar dispuesto a tenerlo y todo lo que implica… no hay «si», «pero» o «quizás». No seas poco entusiasta o ambivalente al respecto. Debes ser preciso.
Este paso requiere que te concentres en tu verdadera intención/es y que experimentes el compromiso y la convicción que tienes en ella. Debes estar comprometido con tus verdaderos deseos para alcanzarlos.

PASO 3:
El paso 3 se trata de «afirmaciones» y «afirmar» lo que queremos. Declarar en voz alta o escribir tus afirmaciones es reclamar lo que quieres y afirmarlo. Cuanto más lo hagas, mejor, ya que cada afirmación activa tu intención y esto comienza a establecerla en el reino físico.

El sonido de nuestra voz crea una forma de onda de energía, y el poder de tu intención y la claridad de tu visualización le da a la afirmación una fuerza y resistencia extra.

Para visualizar el logro de tu objetivo, debes experimentarlo tan plenamente como puedas en el aquí y ahora. Un «tablero de visión» es otra forma positiva de afirmar y manifestar tus deseos.

Cada una de estas acciones reforzará tu convicción interna y afirmará tus metas al Universo.

PASO 4:
El cuarto paso para una manifestación exitosa es ser agradecido y estar agradecido por lo que ya tenemos en nuestras vidas hoy, así como por lo que está por venir. Dar gracias por la manifestación como si ya hubiera tenido lugar. Sean generosos en su agradecimiento y actúen como si ya fuera parte de su vida, y estén agradecidos por ello.

PASO 5:
«Dejar ir» es el quinto paso para una manifestación exitosa.

A menudo este paso es el más difícil de todos ya que implica que liberes tu meta al Universo para que tu orden pueda ser tomada, preparada y entregada. Necesitas «soltar» para que tus metas y deseos se hagan realidad para ti.

Recuerda estar agradecido y positivo por todo lo que tienes, y por todo lo que aún está por entrar en tu vida. Ten fe y confía en que tu objetivo o deseo está en camino hacia ti ahora mismo.

PASO 6:
Relájese. Disfruta tu vida sabiendo que has dado todos los pasos para la manifestación exitosa de tus metas y deseos. Sepa que sus oraciones han sido escuchadas, y espere que los milagros sucedan en el momento oportuno.

Los pasos para una manifestación exitosa pueden ser logrados, aunque el trabajo, la paciencia, la fe y la confianza deben ser puestos en nuestro nombre.