La Ley Espiritual del Desafío

La Ley Espiritual de Desafío es una ley espiritual puesta en práctica para nuestra propia protección como seres humanos.

La Ley Espiritual de Desafío involucra, activa y trabaja con la Ley espiritual del discernimiento y la Ley espiritual de la responsabilidad. Es nuestra responsabilidad personal como seres humanos usar nuestro discernimiento al hacer elecciones y decisionesdesde nuestro libre albedrío. Esto estimula el crecimiento del alma.

La Ley Espiritual de Desafío nos dice que no debemos aceptar todo lo que oímos, vemos y creemos. El impulso y la lección de nuestra alma es discernir lo que es correcto y bueno para nosotros, y desafiar lo que sentimos e intuitivamente sabemos que no es correcto para nosotros. Este es nuestro derecho como humanos.

La Ley Espiritual de Desafío nos dice que tenemos el derecho personal de preguntar las intenciones de otros hacia nosotros, su identidad, y cualquier información pertinente que sentimos y creemos que necesitamos cuando encontramos a alguien o algo nuevo.

Como humanos, estamos aquí en el plano terrestre en una búsqueda espiritual. El plano terrestre es un lugar de dualidad en todas las cosas. Hay luz y oscuridad, positiva y negativa. Para todo lo que está en la luz, hay una contraparte en la oscuridad. La Ley Espiritual del Desafío nos anima a discernir entre el bien y el mal y a “desafiar” si o cuando tenemos dudas.

-La única manera de crecer es desafiándote a ti mismo. -Ashley Tisdale.