Ley Espiritual de la Claridad

La Ley Espiritual de la Claridad nos dice que cuando tenemos totalmente claro lo que queremos, todos recogen nuestros mensajes y responden en consecuencia.

La claridad nos libera para avanzar en nuestras vidas y nos abre las puertas de la oportunidad.

La falta de claridad ata nuestra energía psíquica y nos mantiene en un estado de confusión.

Hay dos maneras de activar la Ley Espiritual de la Claridad. Si nos sentimos frustrados y perdidos y somos incapaces de ver hacia dónde ir, debemos esperar pacientemente hasta que el camino se aclare para nosotros. Entonces podremos hacer el movimiento correcto.
La segunda manera de activar la Ley Espiritual de la Claridad es haciendo un movimiento en cualquier dirección. Debemos confiar en nuestra intuición y usarla cuando hacemos nuestra jugada.

Es importante que tomemos la decisión de hacer una mudanza, sin importar cuán difícil pueda ser vista o cuán temerosa podamos sentirnos. Si decidimos NO tomar una decisión, entonces ya hemos tomado una decisión.

La palabra ‘decisión’ se deriva de la palabra ‘decedere’, que significa ‘cortar’. Una decisión corta las otras posibilidades. Entonces debemos centrarnos en el camino que hemos elegido. La manera más rápida es tomar decisiones positivas y claras basadas en nuestra intuición, y luego ponerlas en práctica. La claridad abre la puerta al futuro.

Como dijo Ben Stein, «El primer paso indispensable para obtener las cosas que quieres de la vida es esto; decide lo que quieres«.

Para invocar la Ley Espiritual de la Claridad debemos hablar claramente al Universo sobre nuestras necesidades, deseos y deseos. Los pensamientos y las intenciones claras atraen lo que necesitamos en nuestras vidas.