20 Verdades profundas de Eckhart Tolle

Para terminar con la miseria que ha afligido a la condición humana durante miles de años, hay que empezar por uno mismo y asumir la responsabilidad de su estado interior en un momento dado. Eso significa ahora.

Lo que le haces a los demás, te lo haces a ti mismo.

En lugar de preguntar «¿qué quiero de la vida?», una pregunta más poderosa es, «¿qué quiere la vida de mí?»

Si no hubiera nada más que pensamiento en ti, ni siquiera sabrías que estás pensando. Serías como un soñador que no sabe que está soñando. Cuando sabes que estás soñando, estás despierto dentro del sueño.

Nada ocurrió en el pasado que pueda impedirte estar presente ahora; y si el pasado no puede impedirte estar presente ahora, ¿qué poder tiene?

La vida te dará cualquier experiencia que sea más útil para la evolución de tu conciencia. ¿Cómo sabes que esta es la experiencia que necesitas? Porque esta es la experiencia que estás teniendo en este momento.

No puedes ser infeliz y estar completamente presente en el Ahora.

Siempre que se necesite una respuesta, una solución o una idea creativa, deja de pensar por un momento enfocando la atención en tu campo energético interno. Cuando vuelvas a pensar, será fresco y creativo.

Todas las cosas que realmente importan – belleza, amor, creatividad, alegría, paz interior – surgen de más allá de la mente.

Si no puedo vivir conmigo mismo, debe haber dos de mí.

El pensamiento y la conciencia no son sinónimos. El pensamiento es sólo un pequeño aspecto de la conciencia. El pensamiento no puede existir sin la conciencia, pero la conciencia no necesita del pensamiento.

Olvídate de la situación de tu vida y presta atención a tu vida. La situación de tu vida existe en el tiempo. Tu vida es ahora. La situación de tu vida es una cosa de la mente. Tu vida es real.

No todo el pensamiento y toda la emoción son del ego. Se convierten en ego sólo cuando te identificas con ellos y te asumen completamente, es decir, cuando se convierten en «yo».

El espacio no tiene «existencia». «Existir» significa literalmente «destacar». No puedes entender el espacio porque no se destaca. Aunque en sí mismo no tiene existencia, permite que todo lo demás exista. El silencio tampoco tiene existencia, ni tampoco lo inmanifestado.

Siempre diga «sí» al momento presente. ¿Qué puede ser más inútil, más loco, que crear una resistencia interna a lo que ya es? ¿Qué puede ser más loco que oponerse a la vida misma, que es ahora y siempre ahora? Rendirse a lo que es. Diga «sí» a la vida – y vea cómo la vida de repente empieza a trabajar para usted en lugar de contra usted.

¿Por qué la mente habitualmente niega o resiste el Ahora? Porque no puede funcionar y permanecer en control sin el tiempo, que es pasado y futuro, por lo que percibe el eterno Ahora como una amenaza. El tiempo y la mente son de hecho inseparables.

La mente es un instrumento magnífico si se usa correctamente. Sin embargo, si se usa mal, se vuelve muy destructiva. Para ser más exactos, no es tanto que uses tu mente de forma incorrecta – normalmente no la usas en absoluto. Te utiliza a ti. Esta es la enfermedad. Crees que eres tu mente. Esta es la ilusión. El instrumento se ha apoderado de ti.

Qué liberación darse cuenta de que la «voz en mi cabeza» no es quien soy. ¿Quién soy entonces? El que ve eso.

1 «Cómo» es siempre más importante que «qué». Mira si puedes prestar mucha más atención al hacer que al resultado que quieres conseguir a través de él.

El secreto de la vida es «morir antes de morir» y descubrir que no hay muerte.