28 Citas inspiradoras de Eleanor Roosevelt

El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños.

Las mentes grandes discuten ideas; las mentes medias discuten eventos; las mentes pequeñas discuten personas.

Con el nuevo día viene una nueva fuerza y nuevos pensamientos.

Una mujer es como una bolsita de té, no puedes saber lo fuerte que es hasta que la pones en agua caliente.

Se gana fuerza, coraje y confianza por cada experiencia en la que realmente se detiene a mirar el miedo a la cara. Eres capaz de decirte a ti mismo, «Yo viví este horror». Puedo soportar lo siguiente que venga».

Debes hacer las cosas que crees que no puedes hacer.

La filosofía de uno no se expresa mejor con palabras; se expresa en las elecciones que uno hace… y las elecciones que hacemos son en última instancia nuestra responsabilidad.

Si la vida fuera predecible, dejaría de ser vida y no tendría sabor.

La gente crece a través de la experiencia si se enfrenta a la vida con honestidad y valentía. Así es como se construye el carácter.

Tienes que aceptar lo que venga y lo único importante es que lo afrontes con valor y con lo mejor que tengas para dar.

Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad.

Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento.

Probablemente el período más feliz de la vida es con mayor frecuencia en la edad media, cuando las ansiosas pasiones de la juventud se enfrían y las enfermedades de la edad aún no han comenzado; ya que vemos que las sombras, que son tan grandes por la mañana y por la tarde, desaparecen casi por completo al mediodía.

El dar amor es una educación en sí misma.

No es justo pedir a los demás lo que no estás dispuesto a hacer tú mismo.

Haz lo que sientas en tu corazón para estar en lo cierto, porque serás criticado de todas formas. Serás condenado si lo haces, y condenado si no lo haces.

Ya que se obtiene más alegría al dar alegría a los demás, deberías pensar mucho en la felicidad que eres capaz de dar.

No puedo creer que la guerra sea la mejor solución. Nadie ganó la última guerra, y nadie ganará la próxima.

¿Cuándo nuestras conciencias se volverán tan tiernas que actuaremos para prevenir la miseria humana en lugar de vengarla?

Sólo el carácter de un hombre es el verdadero criterio de valor.

Nunca permitas que te diga que no una persona que no tiene el poder de decir que sí.

Recuerda siempre que no sólo tienes el derecho de ser un individuo, sino que tienes la obligación de serlo.

Lo que no haces puede ser una fuerza destructiva.

Creo que cualquiera puede conquistar el miedo haciendo las cosas que teme hacer, siempre que las siga haciendo hasta que consiga un registro de experiencia exitosa detrás de él.

Se necesita tanta energía para desear como para planear.

Hay que vivir la vida y mantener viva la curiosidad. Uno nunca debe, por cualquier razón, darle la espalda a la vida.

La libertad es un requisito enorme para todo ser humano. Con la libertad viene la responsabilidad. Para la persona que no está dispuesta a crecer, la persona que no quiere cargar con su propio peso, esta es una perspectiva aterradora.

Aprende de los errores de los demás, no puedes vivir lo suficiente para cometerlos tú mismo.