Dejar ir la negatividad

Muchos de nosotros luchamos con la parte de nosotros mismos que quiere deshacerse de los viejos patrones negativos. Es hora de hacer un esfuerzo consciente para hacerlo, porque si permanecemos en nuestras «viejas costumbres» nos perderemos mucho de lo que nos espera. Es hora de dejar el equipaje atrás.

A menudo, tenemos dificultades para dejar atrás recuerdos pasados, heridas y problemas emocionales, a pesar de que causan mucha angustia y dolor en el alma, y en última instancia conduce a tanta destrucción del «alma-yo».

Para permitir que el «abandono» tenga lugar, dicta al alma que ciertos asuntos que pueden haberte causado que albergues emociones negativas, ya no te sirven, y es hora de que dejen tu vida. No se irán a menos que se les pida, ya que fuiste tú (nosotros) quien los puso ahí para empezar.

Estamos diseñados para utilizar nuestros talentos y dones únicos y usar nuestro libre albedrío para mejorarnos a nosotros mismos y a los demás, no para vivir una vida de dolor en el corazón.

Es hora de avanzar sin que ningún viejo desorden negativo se arrastre detrás de nosotros. Debemos limpiarnos a nosotros mismos y a nuestras almas de nuestras «viejas costumbres» en preparación para las nuevas y positivas energías que serán introducidas. Limpiar las características estancadas y negativas del ser que nos impiden disfrutar de los muchos regalos que esta vida nos ofrece.

Es un momento de grandes cambios, y es hora de que nosotros cambiemos.
Deja que tu luz brille con fuerza…