Acupresión

La acupresión es una forma antigua de curación con sus orígenes en Japón y China hace más de 3.000 años.

La acupresión combina los principios del masaje y la acupuntura y fue desarrollada utilizando un sistema de masaje especial en los puntos de presión del cuerpo. Los puntos de presión están localizados en varias partes del cuerpo y los practicantes los masajean firmemente con el pulgar, la punta de los dedos o la palma de la mano. Estos puntos de presión (o meridianos) son los mismos que los utilizados en acupuntura y kinesiología.

La acupresión es una técnica eficaz de curación y prevención que alivia los problemas de espalda y digestivos, el asma y otros problemas asociados a los pulmones, la migraña, el insomnio, los problemas circulatorios, un metabolismo lento y la debilidad general, entre otras dolencias.

Durante el tratamiento, algunos puntos de presión pueden sentirse sensibles o adoloridos y puede haber una ligera molestia.

Se dice que la acupresión mejora los procesos de curación del propio cuerpo, previniendo así la enfermedad y el malestar, y mejorando los niveles de energía.