Cómo utilizar los alimentos para maximizar la salud

Aprender a utilizar los alimentos para maximizar la salud es nuestro mayor aliado para mantener el bienestar. Mantenerse saludable y prevenir enfermedades depende de muchos factores como su herencia, sexo, edad, ambiente, la cantidad de ejercicio que hace, su dieta y su dieta anterior, y su capacidad para manejar el estrés, la tensión y la ansiedad. Todos ellos están conectados, así como la mente, el cuerpo y el alma están conectados. Puede que no podamos controlar nuestra herencia o nuestro entorno, pero sí tenemos control sobre lo que comemos y la cantidad de ejercicio que hacemos.

Cuando aprendemos a utilizar los alimentos para maximizar la salud, somos capaces de comprender los poderes terapéuticos de los alimentos y cómo podemos incorporarlos y utilizarlos en nuestras vidas. Comer los alimentos «correctos» (y evitar los «incorrectos») nos permitirá alcanzar nuestro máximo potencial de salud y bienestar.

Aunque ningún alimento o dieta en particular es una «cura» por sí misma, cuando se incorporan a su vida diaria una variedad de «buenos alimentos», afectará positivamente a todo su ser: mente, cuerpo y alma.

Los alimentos curativos de la naturaleza tienden a ser bajos en grasa y calorías, lo que fomenta la pérdida de peso y/o el mantenimiento del peso. Los alimentos curativos son alimentos cotidianos que se encuentran en nuestros supermercados y son fáciles de conseguir. Cuando sabemos cómo utilizar los alimentos para maximizar la salud, se demuestra que es una de las formas más sencillas de llevar salud y vitalidad a tu vida diaria, aportando beneficios a largo plazo.

Cuando sabemos cómo usar los alimentos para maximizar la salud, elegimos comer más de los alimentos curativos de la naturaleza (y menos procesados y «malos») para cambiar y transformar nuestras vidas. Al tomar conciencia de los valores y beneficios de comer alimentos saludables y curativos, usted llegará a ver la comida como una forma simple y efectiva de ayudarlo a lograr su salud óptima.

Debido a que todos los alimentos contienen sustancias e ingredientes conocidos y desconocidos necesarios para mantener la salud, es esencial variar nuestros alimentos y comer una dieta equilibrada. Cuando sabemos cómo utilizar los alimentos para maximizar la salud, podemos estar seguros de que se satisfacen todas nuestras necesidades nutricionales.