Reflexología

La reflexología es una técnica de diagnóstico y tratamiento en la cual ciertas áreas del cuerpo, particularmente los pies y las manos, son masajeadas para aliviar el dolor y/u otros síntomas en los órganos del cuerpo.

Se cree que la reflexología se originó en China hace unos cinco mil años y también era conocida por los antiguos egipcios. La reflexología fue introducida en el mundo occidental por el Dr. William Fitzgerald, un consultor estadounidense de oído, nariz y garganta. El Dr. William Fitzgerald aplicó 10 (diez) zonas o canales de energía a la superficie del cuerpo y se considera que estos canales o zonas son los caminos por los que fluye la “fuerza energética” de una persona.

Si el dolor se experimenta en una parte del cuerpo, puede aliviarse aplicando presión y masaje en otras partes del cuerpo. La reflexología utiliza un tipo específico de masaje en los lugares correctos designados en el cuerpo. El flujo de energía del cuerpo conecta cada órgano y glándula, con un punto final o de presión en los pies, manos u otra parte del cuerpo.

La aplicación de presión y el masaje en puntos reflejos particulares permite limpiar los canales de energía del cuerpo, sanar cualquier daño y restaurar el flujo de energía en la zona afectada. La acción de masaje de la Reflexología crea un efecto calmante que mejora el flujo sanguíneo a todo el cuerpo. El proceso de la reflexología es un proceso de movimiento tranquilo y suave. El masaje reflejo proporciona alivio muscular y nervioso. La presión aplicada a un punto de presión en particular (o terminación nerviosa) crea una sensación en otra parte del cuerpo. Indica o sugiere la conexión o el flujo entre los dos puntos.

Las plantas de los pies contienen un gran número de zonas o puntos reflejos que se conectan con órganos, glándulas y/o nervios en el cuerpo. Hay un pequeño número de puntos reflejos en la parte superior e interior de los pies.

Las palmas de las manos contienen un gran número de puntos reflejos, que reflejan la disposición de los de las plantas de los pies. El dorso de las manos refleja la parte superior de los pies, aunque contiene un número menor de puntos reflejos.

Se considera que las manos tienen propiedades eléctricas. La palma derecha se considera `positiva’ y la izquierda `negativa’. La mano derecha tiene un efecto reforzante y estimulante y se utiliza para revitalizar el cuerpo y restaurar el flujo de energía. La mano izquierda tiene un efecto calmante y sedante y se utiliza mejor para aliviar y/o detener el dolor. El dorso de cada mano es opuesto a la palma de la mano, por lo que la derecha es `negativa’ y la izquierda es `positiva’.

El pie derecho está ligado al pasado, y estas emociones deben ser liberadas antes de que los aspectos presentes y futuros sean tratados en el pie izquierdo.

Los efectos positivos de la reflexología son numerosos y se puede utilizar para el alivio del dolor (por ejemplo, dolor de muelas, dolor de espalda, dolores de cabeza, etc.), estrés, resfriados y gripes, artritis y asma, por nombrar algunos. Se cree que la estimulación de los puntos reflejos conduce a la liberación de endorfinas. Las endorfinas son compuestos que ocurren en el cerebro que tienen cualidades para aliviar el dolor.

Contraindicaciones:
No debe usarse para tratar condiciones tales como diabetes, desórdenes del corazón, osteoporosis, desórdenes de la glándula tiroides, artritis de los pies. También puede no ser adecuado para mujeres embarazadas.